LAT Boimente-Pesoz. REE PRESIONA

Las obras de la línea de alta tensión Boimente Pesoz ya ocupan terreos productivos de A Pontenova. Los afectados consideran insuficientes las indemnizaciones y no entienden como una obra cuya ejecución en este trazado está pendiente de resolución judicial puede estarse realizando. 
La estrategia de REE parece ser la de presionar a los que se oponen optando por una política de hechos consumados con difícil vuelta atrás. Aún así hay antecedentes de torres instaladas por la propia REE y que ha tenido que retirar.











REE paralizó la construcción de la línea de alta tensión Sama-Velilla  por lo menos hasta 2015. Titulares más o menos afortunados llenan los periódicos de León hablando del  "entierro" de la línea, quizá sin tener en cuenta que al mismo tiempo se enterraba a una de de las principales opositoras a su construcción, la que fue presidenta de la Diputación de León y que se situó a la cabeza de la lucha contra la línea. La Sra. Carrasco se opuso con su estilo,  posiblemente más obedeciendo a su  populismo que a la propia convicción.
No es imposible parar la línea Boimente Pesoz precisamente en este momento en que la demanda eléctrica baja por la escasa actividad industrial y del escaso interés dela propia REE por este tipo de líneas en esta coyuntura económica. No se debe perder de vista que esta línea también forma parte del entramado de redes de las que forma parte  la  "autopista eléctrica" que une España y Portugal, por lo que se entiende que vamos a exportar energía a un país con los mismos problemas económicos que España y por lo tanto con una demanda en peligro.
La Sama Velilla planteada en principio tendrá que modificarse y REE tendrá que retirar las torres  instaladas sin tener en cuenta en su día la fuerza y perseverancia de la oposición de los afectados.
 Los colectivos que los representan han pedido en innumerables ocasiones la retirada de las instalaciones declaradas ilegales.
La estrategia de REE al iniciar a toda prisa la instalación de las torres en la línea Boimente Pesoz, precisamente en los ayuntamientos que tenían  planteado un contencioso contra el trazado y la tramitación de la obra obedece, sin duda, a un intento de presionar para que cese esta oposición institucional.
No es necesario comentar la falta de seguridad y señalización de las obras iniciadas en algunos terrenos agrícolas, las imágenes son bastante ilustrativas. 
Nada que ver con lo que se exige a a cualquier pequeño constructor que hace un cierre en una finca y se siente acosado por la presión de la normativa de seguridad. Tampoco debe pasar desapercibido que toda la maquinaria es alquilada, seguramente porque la empresa que realiza los trabajos no cuenta con los medios técnicos y materiales necesarios para los trabajos.
La prisa es evidente, el motivo es sin duda alguna mantener la presión para que los que nos oponemos a la línea nos demos por vencidos y la oposición institucional claudique.
Deberemos tomar conciencia de que somos los que nos oponemos los que tenemos que mantener la presión para que no se haga al tiempo que debemos advertir a los políticos locales que nos representan que también deben mantener esa oposición con todas las consecuencias. Deberán tener en cuenta que 2015 es año de elecciones locales y los ciudadanos tendrán que calificar a sus alcaldes y a sus concejales en las urnas, lo mismo los que gobiernan que los que están en la oposición. 
Es evidente que aquí en A Pontenova se hecha de menos también la postura de PP y BNG que hasta ahora no han dicho nada de forma pública con respecto a la línea. 
La llamada debe ser simplemente a hacer un ejercicio simple de imaginar el impacto visual que va a provocar la línea en los 17 kilómetros que va a recorrer por terrenos de A Pontenova, seguramente sería suficiente para pararse a valorar las demás consecuencias de esta obra. Economía agraria, ganadera y forestal, turismo, medio ambiente, vías de comunicación y riesgos sanitarios son evidentes, no nos debería sorprender que tenga otro tipo de consecuencias.
Muchos somos los que tendremos que ver cada día desde nuestras casas un tendido sobre el que mantendremos las dudas sobre los daños que ocasiona. De nosotros y de nuestros representantes públicos depende que seamos capaces de oponernos como lo han hecho antes en otros lugares. Callar y dar por hecho que REE ha ganado no es la solución.




Comentarios

Anónimo dixo…
Totalmente de acuerdo con el comentario. Unámonos para parar la linea que traerá sólo la muerte al municipio
Anónimo dixo…
Totalmente de acuerdo con el comentario. Unámonos para parar la linea que traerá sólo la muerte al municipio

Publicacións populares deste blog

"Pepe do Cerdeiral"

Desmantelamento programado do rural

A Santa Substituta (Non hai Conforto)